Historia de la región y del área natural protegida


AREA DE PROTECCION DE FLORA Y FAUNA “CABO SAN LUCAS” A TRAVÉS DEL TIEMPO

 

Cabo San Lucas antes de ser conocido como el centro turístico que es hoy en día, era habitado por un grupo de nómadas Guaycura Amerindian llamados Pericú, que eran cazadores y recolectores; ya que las riberas alrededor de Cabo les facilitaban la supervivencia alimentándose de mariscos, de caza menor y de plantas silvestres. Existe evidencia de que estas personas eran hábiles tejedores y alfareros.

Mujer California (Guaycura, Periue o Aripe), con su atuendo tradicional: un faldellín de mechones, en ocasiones usaban una piel para cubrir su torso y perlas como adornos.

Mujer California (Guaycura, Periue o Aripe), con su atuendo tradicional: un faldellín de mechones, en ocasiones usaban una piel para cubrir su torso y perlas como adornos.

En 1542, el español Juan Rodríguez Cabrillo, hizo el primer contacto con la gente Pericú mientras exploraba las aguas del Pacífico para la monarquía Española. El puerto de Cabo San Lucas fue utilizado por piratas hasta mediados del siglo XVIII como un refugio para esconderse después de los ataques a Galeones de Manila. Los piratas también disfrutaban de las muchas ensenadas y caletas; lugares perfectos para ocultar botines (algunos de los cuales según expresión popular aun sin descubrir). Después de que desaparecieron los piratas, el puerto fue prácticamente abandonado hasta a finales del siglo XIX, los Baja-californianos comenzaron a exportar corteza del árbol local palo blanco, para ser procesada y usada para curtir pieles. Esto convirtió a Cabo San Lucas en un puerto principal de embarque.

La abundancia de atún fue descubierta a principios del siglo XX, y en 1917 una empacadora americana de atún fue trasladada de San Diego a Cabo San Lucas para aprovechar la gran existencia de este recurso. Esto atrajo a una nueva población que continuó creciendo mientras la población nativa disminuía. Por los años treinta, una pequeña aldea se había desarrollado para abastecer a la empacadora. El puerto era entonces ocupado por aproximadamente 400 personas, todas ellas involucradas en la industria del enlatado. Esta industria permaneció como la fuerza de la economía local hasta 1941, cuando un huracán destruyó gran parte de la fábrica. El daño fue devastador y Cabo San Lucas fue prácticamente abandonado durante la Segunda Guerra Mundial cuando submarinos japoneses patrullaban la costa.

Después de la guerra, viajar por placer se convirtió en una actividad popular y Cabo San Lucas fue redescubierto como un paraíso natural único. Información de boca a boca atrajo a una multitud de amantes de la pesca durante los años cincuentas y sesentas y Cabo se convirtió en una zona muy popular para pescar marlins y peces espada de campeonato. El lento pero constante crecimiento aumentó en 1973 con la construcción de la carretera Transpeninsular. Este nuevo eslabón por tierra entre Estados Unidos y Cabo San Lucas provocó aún más tráfico hacia el área, por lo que con la intención de preservar todas esas características que hacen de la zona un destino único, el 9 de agosto de 1973, se genero el decreto presidencial su conservación como ZONA DE REFUGIO SUBMARINO DE FLORA, FAUNA Y CONDICIONES ECOLOGICAS DEL FONDO EN CABO SAN LUCAS. El 8 de Octubre de 1974 el territorio de BAJA CALIFORNIA se convierte por DECRETO PRESIDENCIAL en el Estado DE BAJA CALIFORNIA SUR ACTUAL Y El 7 de Junio del año 2000 por ACUERDO PRESIDENCIAL se le otorga la categoría actual de AREA DE PROTECCION DE FLORA Y FAUNA “CABO SAN LUCAS” (APFF CSL), acorde con la Legislación Vigente. Además la organización de las Naciones Unidas para la Educación Ciencia y Cultura (UNESCO), declaro como PATRIMONIO MUNDIAL el APFF BCSL, en su apartado de recursos naturales islas y áreas protegidas del golfo de california, dicha declaratoria se encuentra en la lista del Patrimonio Mundial (http://whc.unesco.org/pg.cfm?cid=31).

FOTO 14Actualmente el área es visitada por turistas locales y extranjeros, que en muchas ocasiones repiten la travesía encantados por el grato ambiente y las maravillas naturales que parecen no terminar. Esto obliga a intensificar los trabajos actuales de creación del plan de manejo del APFF CSL y por lo que desde hace mas de 15 años se ha propuesto brindarle al Arco de Cabo San Lucas y Cerro del Vigía, un esquema de preservación de Monumento Nacional, demanda no solo de las autoridades de Baja California Sur, sino también por la misma comunidad sudcaliforniana y la SEMARNAT a través de la CONANP.